Emsamblaje de una profesión

Conversación con Nicolás Vázquez


Nicolás Vázquez nace en la Ciudad de México en el año de 1974. Realizó sus estudios de licenciatura en la Facultad de Arquitectura de la UNAM y posteriormente una maestría en Urbanismo en el posgrado de la misma, Becario del FONCA en 2002 y 2009.


Ha trabajado con diferentes arquitectos como Teodoro González de León, Isaac Broid, Javier Sánchez y Ernesto Betancourt. Formó el Taller In Situ junto con Alex Juárez y Helmut Balle desarrollando proyectos en asociación con Central de Arquitectura y LBC arquitectos. Forma parte del Taller Experimental de Composición Arquitectónica (TECA) de la Facultad de Arquitectura de la UNAM como asesor de proyectos junto con Carlos Mijares, Humberto Ricalde, Alejandro Rivadeneyra y Carlos MacGregor.

Arq. Jaime Schmidt (JS): Eres un arquitecto que siempre ha estado activo en el ejercicio profesional y en la práctica docente, ¿por qué es importante para ti mantener esa vinculación constante entre las dos partes?

Arq. Nicólas Vázquez (NV): Para mí dar clases es muy enriquecedor, es como una especie de alimento, de aliciente, algo muy estimulante como práctica, porque uno también aprende. Creo que se necesita también cierta vocación de comunicar ideas, posturas e inquietudes sobre la arquitectura o del área en que te desarrollas profesionalmente, necesitas cierta aptitud y creo que la tengo. Con los alumnos hago buena química, es gratificante y divertido estar compartiendo con ellos tu conocimiento. Esta parte docente la veo como una asesoría, como si fuera parte de la profesión misma.


JS: Si hicieras una comparación de la escuela de arquitectura en la que tú estudiaste y en la que ahora das clase, ¿cuáles dirías que son las diferencias más significativas?

NV: Básicamente la acumulación de imágenes, y digamos que el número apabullante de información que los alumnos reciben, obviamente de las redes sociales, que no critican, no procesan, pero que obviamente los ayuda a estar más informados. Hay una especie de nube amorfa que no los vuelve más analíticos pero sí más informados. Cuando estudiaba, apenas empezaba a usar una computadora, me costaba trabajo, y ahora ellos lo hacen con más facilidad; pero vamos, en cuanto a calidad y cantidad de productos entrega