Por una arquitectura sostenible

Conversación con Paul Cremoux


Jaime Schmidt (JS): Tu práctica profesional y docente está dirigida a la materialización de una arquitectura que el día de hoy está etiquetada y se reconoce como “sostenible”. En el manifiesto de tu despacho afirman que uno de sus objetivos es “convertirnos en el recurso humano que la naturaleza necesita, y no utilizar a la naturaleza como un recurso Humano.” ¿Qué implica esto para ti al momento de comenzar a trabajar cualquier encargo?

Paul Cremoux (PC): Bueno, yo no hago esa distinción. Si queremos hacer arquitectura de calidad ¿debe ser buena no?, y para que sea realmente buena debe responder a los retos que como civilización enfrentamos. Más del 40% de la energía es consumida por los edificios y las ciudades, y el 50% de los gases de calentamiento global son emitidos por los edificios y la industria de la construcción. Cualquier arquitecto que diseñe tendrá que enfrentarse a este tema. Yo diría que tomar en cuenta la realidad es un valor esencial en la toma de dicciones de diseño. Yo distingo entre arquitectura inconsciente, sínica, vacía, mal diseñada, y la arquitectura consciente inteligente, generosa y creadora de oportunidades. El interés por impedir más daño a nuestro medio ambiente es inherente al hecho de construir. Si hacemos una revisión histórica de las cosas que han hecho los arquitectos, ingenieros, urbanistas y diseñadores, es evidente que hemos construido de manera aislada y gregaria, y que esto ha traído consecuencias muy desfavorables que padecemos cotidianamente, que nos afectan a la salud, la convivencia y a la calidad de nuestras vidas. Así que la verdadera arquitectura sostenible no hace más que reconocer y enriquecer el medio ambiente. Para darme a entender mejor, el bueno diseño es esencialmente sostenible. La razón por la cual la arquitectura que no es sostenible o “inconsciente” destruye es muy sencilla, porque los métodos de producción naturales —el mundo¬—, simplemente no funciona así. Para lograr que nuestros diseños se inserten y enriquezcan el medio ambiente debemos de entender cómo funcionan los ciclos naturales de producción, y es por ellos que diseñar se ha vuelto mucho más complejo. Ahora vemos equipos multidisciplinarios compuestos por biólogos, químicos y sociólogas para diseñar un edificio.

JS: Al momento de ponerte a trabajar o diseñar algún encargo, ¿cuál es tu primera acción como diseñador?

PC: Depende mucho del proyecto, la escala, el contexto o la condición del cliente. Pero generalmente lo que hacemos es analizar todos esos elementos. La primera acción es reconocer la serie de valores con los que el diseño se verá enriquecido, entender en que proporción diversos valores son más importantes que otros y como estos deben informar a la discusión de diseño.


JS: ¿Paul Cremoux Studio propone en su misión una nueva beta d